¿Qué es y para qué?

Es una de las técnicas más valiosas para generar gran cantidad de ideas en un corto período de tiempo y se desarrolló en los trabajos tecnológicos de la astrofísica y las investigaciones espaciales llevados a cabo en los años cuarenta, como resultado de los trabajos del astrónomo Fritz Zwicky.

Dificultad 4

Es una técnica combinatoria de ideación creativa consistente en descomponer un concepto o problema en sus elementos esenciales o estructuras básicas. Con sus rasgos o atributos se construye una matriz que nos permitirá multiplicar las relaciones entre tales partes. Así pues, en su forma más básica, el Análisis Morfológico no es más que la generación de ideas por medio de una matriz.

¿Cómo?

1. Especificar el problema u objetivo.

2. Seleccionar los parámetros del problema.

Para determinar si un parámetro es lo suficientemente importante para añadirlo, hay que preguntarse: “¿Seguiría existiendo el problema sin el parámetro que estoy pensando para la matriz?”

3. Hacer una lista de las variaciones.

Debajo de cada parámetro hay que relacionar tantas variaciones como se deseen para ese parámetro. El número de parámetros y variaciones determinará la complejidad de la matriz. Generalmente, es más fácil encontrar ideas nuevas dentro de un marco sencillo que dentro de uno complejo. Por ejemplo, una matriz con diez parámetros, cada uno de los cuales tiene diez variaciones y produce 10.000 millones de combinaciones potenciales.

4. Probar combinaciones diferentes.

Cuando la matriz esté terminada, hay que hacer recorridos al azar a través de los parámetros y variaciones, seleccionando uno o más de cada columna y luego combinánrlos de formas completamente nuevas. Se pueden examinar todas las combinaciones de la matriz para ver la manera en que afectan al problema. Si se está trabajando con una matriz que contiene diez o más parámetros, puede que sea útil examinar toda la matriz al azar, y luego ir restringiéndose gradualmente a porciones que padezcan especialmente fructíferas.

Es una técnica muy adecuada para generar ideas en un trabajo exploratorio, pero también se distingue por su complejidad para realizarla. Es muy apropiada para:

  • Nuevos productos o servicios o modificaciones a los que ya existen.
  • Aplicaciones para nuevos materiales.
  • Nuevos segmentos del mercado.
  • Nuevas formas de desarrollar una ventaja competitiva.
  • Nuevas técnicas promocionales para productos y servicios.
  • Identificación de oportunidades para la localización de nuevas unidades empresariales.

Ejemplo:

Un editor está buscando nuevos productos y decide trabajar con cuatro parámetros: clases de libros, propiedades de los libros, procesos de edición y formas de información.

Matriz de las ideas para editorial

Clase Propiedades Procesos Formas
1 Ficción Sonido (audio, libros) Adquisición de originales Libros para regalo de gran formato
2 No ficción Color Producción Boletín
3 Clásicos Textura Márketing Antologías
4 Libros “cómo…” (cocina, cuidado del hogar, etc.) Responsabilidades sociales Distribución tradicional o no tradicional Software
5 Negocios Ilustraciones Software de escritura Encuadernado
6 Libros de texto Esencia: papel o disco flexible Saldo Rústica
7 Infantiles Olor Publicidad Premio
8 Religión Ejercicios, juegos o rompecabezas Tiempo desde el manuscrito al producto acabado Revista
9 Misterio Sabor Conocimiento o entretenimiento Hojas sueltas
10 Deportes Forma grande, pequeña o estructura rara Diseño y formato Empaquetado con otros productos

(Tomado de “Thinkertoys” de Michael Mihalko)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *