Estimulación y desarrollo de la Creatividad - Alexander Luis Ortiz Ocaña.

12435
visitas

Autor: Alexander Luis Ortiz Ocaña.

Fecha de publicación en Neuronilla: 09/10/03

 

CARACTERIZACIÓN DE LA CREATIVIDAD PROFESIONAL

En la actualidad es necesario buscar vías para aumentar la cultura de pensamiento, su adecuado enfoque, formar el estilo de pensamiento que necesita la sociedad sin mistificar elementos tales como lo racional, la inspiración, la intuición, la tensión psíquica, la insatisfacción, teniendo en cuenta que la creatividad no es exclusiva de genios, de seres con capacidades excepcionales, sino que todos los hombres pueden ser creadores si son educados para ello, que no depende de rasgos biológicos, hereditarios, que no es una capacidad innata y mucho menos que se logra por azar o casualidad. En esta conceptualización se enfatiza el hecho de la producción de algo nuevo. Este algo se refiere a una idea o conjunto de ella, a una estrategia de solución, a objetos, etc., además, lo que se produce debe tener algún valor para el progreso social, que en el caso del alumno de especialidad técnica se puede obtener en diferentes momentos de su actividad práctica.

Según Albertina Mitjáns, la creatividad también se expresa "en los múltiples campos de la actividad humana, tanto en las ciencias y en las artes, como en las diversas profesiones, la política, el proceso de apropiación del conocimiento, las relaciones humanas y en otras muchas; precisamente allí donde el sujeto está significativamente implicado". "La creatividad se expresa en diferentes niveles en función de la magnitud y significación de la transformación que el producto significa; desde niveles más elementales, hasta niveles incluso trascendentes a la humanidad".

De acuerdo con la concepción anterior, es muy difícil referirse entonces a personas creativas en general. La creatividad global es abstracta, se es creativo para una actividad específica, eso sí es creatividad concreta, tangible. Una persona puede ser creativa en Física y no en deporte, otra en peluquería y no en música, otra en el área técnica y no en pintura o en arquitectura, etc. De ahí que en nuestros estudios acerca de la creatividad en las ramas técnicas se haya tenido en cuenta un enfoque integrador donde está presente lo profesional. Gerardo Borroto define la creatividad técnica como "la actividad pedagógica relacionada con la técnica y la tecnología, realizada por un alumno o por un grupo de ellos, mediante la cual éstos descubren o producen ideas, estrategias, procesos u objetos novedosos que dan solución a problemas individuales o sociales". La creatividad técnica se expresa por medio de la invención, innovación o racionalización, lo cual se manifiesta en "el artículo construido, pero también en el descubrimiento de un proceso tecnológico o constructivo más racionalizador, en el cambio u omisión de las piezas o elementos, en la sustitución de un material por otro, todo con la intención de ahorrar materiales, energía, tiempo o pasos tecnológicos, y lograr un producto de calidad".

A lo largo de nuestras investigaciones hemos constatado que el concepto creatividad técnica ha sido definido de diferentes maneras. El pedagogo ruso P.N. Andrianov expresa que es "la actividad que realizan los escolares en el campo de la técnica, proceso en el cual está presente la búsqueda y aplicación de métodos originales en la solución a las tareas y problemas técnicos, cuyo resultado posee un significado individual o social y una novedad objetiva o subjetiva". En la anterior definición se involucran conceptos filosóficos importantes, tales como actividad, proceso y problema. Por otro lado, D.P. Elnikov, investigador ruso, considera que la creatividad técnica es "una actividad pedagógica organizada y socialmente útil en el campo del perfeccionamiento de la técnica y la tecnología, cuyo resultado contiene elementos de novedad objetiva y subjetiva". En esta definición apreciamos cómo el autor se expresa en términos más generales y declara que se trata de una actividad pedagógica, estableciendo una diferencia entre técnica y tecnología.

Sin embargo, hablamos de creatividad en especialidades técnicas cuando un estudiante descubre por sí mismo problemas o estrategias de solución expresadas por otros productores o profesores en contextos determinados o ya desarrolladas muchos años antes, pero que son para ese sujeto, en sus condiciones dadas, realmente algo original y novedoso. Según nuestro enfoque pedagógico, la creatividad profesional es la potencialidad, capacidad, facultad o proceso cognitivo – afectivo del ser humano o de un colectivo, que se expresa, manifiesta y materializa a través del descubrimiento, formulación y/o solución apropiada de problemas profesionales, la elaboración de productos y objetos originales, la generación de ideas valiosas, respuestas auténticas, acciones y hechos pertinentes y relevantes; encontrando nuevas combinaciones, relaciones novedosas y estrategias útiles para el contexto social en que fueron creadas, partiendo de informaciones técnicas ya conocidas y facilitando el cambio en función del beneficio, el crecimiento, el desarrollo humano y el progreso social. La creatividad se considera profesional cuando incluye lo técnico, lo laboral, lo productivo y lo cultural como partes inseparables de lo profesional. La creatividad profesional se expresa cuando el estudiante de especialidad técnica es capaz de solucionar problemas profesionales que descubre en la actividad práctica empresarial o cuando es capaz de percibir y formular nuevos problemas profesionales que otras personas aún no han subjetivizado, ya sean compañeros de estudio o trabajadores de las empresas.

La creatividad profesional no es más que la manifestación de las potencialidades creativas del hombre en la actividad técnica, por lo tanto, la creatividad técnica no está ajena a la creatividad profesional, todo lo contrario, es su complemento, es inherente a ella. Creatividad profesional es algo más que creatividad técnica. La creatividad técnica se asocia a la innovación, ya que tiene un sentido más restringido a la búsqueda de soluciones novedosas en el campo empresarial, industrial y técnico; y la creatividad profesional rebasa estos límites y trasciende a lo cultural, a la comunidad, a la sociedad, en fin, al modo de actuación de los profesionales técnicos. La creatividad profesional integra de una manera coherente y armónica la creatividad que se manifiesta en la escuela politécnica con la creatividad que se manifiesta en la entidad productiva. El concepto de creatividad profesional es muy amplio y polisémico, y las interacciones entre creatividad y profesión son muy difíciles de describir, y mucho más aun de medir.

La creatividad se educa, por lo tanto, hay que propiciar el espacio para cultivarla. Ahora bien, la educación de la creatividad profesional es una tarea compleja y multifactorial. La escuela politécnica está poco preparada para enfrentar ese reto y asumir ese desempeño. La creatividad profesional está encaminada a la determinación y descubrimiento de contradicciones propias de las ciencias técnicas y a su eliminación, solucionando de esta manera los problemas profesionales, de ahí que el proceso de trabajo de la creatividad profesional esté determinado por problemas profesionales, y comienza cuando el alumno reconoce la contradicción técnica planteada en la situación problémica profesional, cuando toma conciencia del problema y surge en él la necesidad imperiosa de resolverlo.

La adquisición de conocimientos técnicos se produce mediante un elevado grado de interrelación del estudiante y la materia de la profesión, ya que está motivado en resolver la contradicción profesional y tiene que buscar lo desconocido, lo nuevo en el contenido de la ciencia técnica, con el fin de solucionar el problema profesional que tiene ante sí y que ha subjetivizado. La creatividad profesional se manifiesta cuando el alumno de especialidad técnica encuentra nuevos procedimientos efectivos, genera nuevos objetos, crea algo individual o colectivo, desarrolla nuevas ideas teóricas, prácticas, económicas, financieras, en fin, productivas. La creatividad profesional, por lo tanto, se orienta hacia el cumplimiento de las exigencias de la esfera de la producción y los servicios y sin su desarrollo no es posible la solución de los problemas profesionales, ni el crecimiento personal de cada estudiante y, por tanto, tampoco del colectivo. En la actualidad es más necesario que nunca cultivar la creatividad profesional, dado que los trabajadores, las empresas y la sociedad sólo se pueden adaptar a lo nuevo y transformar su realidad mediante una imaginación e iniciativa creadoras. La noción de creatividad profesional se debe utilizar ampliamente, no sólo para referirse a la producción de un nuevo objeto o producto, sino también a la solución de problemas en cualquier campo del saber. La creatividad profesional es esencial para la industria y el mundo de los negocios, para el marketing, la gerencia, la salud, el turismo, la educación técnica y el desarrollo social y de la comunidad.

Hoy en día vemos en todo el mundo que el conocimiento científico y tecnológico, adaptado creativamente a las circunstancias locales, puede tener una gran capacidad de poder, pero el poder no reside únicamente en el saber técnico, sino en la apropiación de la capacidad social y técnica reunidas y en la acumulación de los recursos culturales para usar esta apropiación. La sociedad actual requiere de innovación técnica, económica y social, requiere de trabajadores con iniciativa e imaginación creadora. Para lograr las transformaciones que necesita la escuela politécnica es necesario que la creatividad profesional se manifieste en todos los componentes del proceso pedagógico profesional, tanto los personales como los no personales, y en todo el diseño curricular y extracurricular de la especialidad en cuestión. La creatividad profesional tiene que verse como una cualidad de la personalidad, muy relacionada a la formación técnica, tecnológica y profesional cotidiana de los alumnos en la escuela politécnica y/o en la entidad productiva, y eliminar de una vez el criterio de que la creatividad es don único de los sabios, inteligentes y genios.

La creatividad profesional no es lo excepcional, es lo cotidiano, y constituye expresión de su integridad, de su desarrollo profesional. Lo cotidiano, simple, común, mínimo, diario es muy importante para ser creativos. Valoramos la creatividad profesional como una forma para mejorar la inmersión en procesos complejos de aprendizaje profesional. No hay creatividad profesional sin expresión profesional, sin trabajador competente y competitivo, sin producto de calidad. El creador se replantea constantemente lo que está haciendo, lo modifica constantemente, hasta el resultado final. El creador mantiene una actitud crítica durante todo el proceso creativo, realiza la solución con los medios que tiene a su alcance, con nuevas formas de expresión. No se puede confundir la creatividad profesional con la improvisación. La creatividad profesional no puede ser improvisada de un día para otro ya que en su estimulación y desarrollo interactúan muchos factores de diversa índole, y tiene un carácter personológico.

El proceso de desarrollo de la creatividad profesional en el estudiante se fundamenta científicamente en varios puntos de vista: filosófico, psicológico, sociológico, ético, axiológico y pedagógico. La creatividad profesional requiere un pensamiento flexible, dinámico, lateral, divergente, audaz e independiente; y este tipo de pensamiento se desarrolla solamente mediante tareas docentes que lo propicien.¿Cómo lograr entonces un clima creativo que caracterice todo el proceso pedagógico profesional y a la escuela politécnica en su conjunto?. "Para valorar el nivel de creatividad de los sujetos en un área de actividad específica [por ejemplo en la formación técnica y profesional], deben utilizarse tareas o problemas donde se logre, en la mayor medida posible, la implicación real del sujeto en su ejecución". Una escuela politécnica creativa debe concentrarse en formar futuros trabajadores que sepan solucionar de manera efectiva problemas profesionales, trabajadores capaces de hacer buenas elecciones, tomar decisiones acertadas, crear soluciones rápidas ante las situaciones.

 

NIVELES EN LA CREATIVIDAD PROFESIONAL

En cualquier esfera del quehacer humano que se analice no existen personas totalmente creativas ni personas que no los sean en absoluto. "La creatividad se expresa en muy diferentes niveles, que van desde un nivel máximo del cual son ejemplos los artistas, científicos, descubridores o innovadores muy relevantes, hasta un nivel relativamente primario del cual son expresión, por ejemplo, muchas formas de conducta infantil". Todos los individuos poseen determinado nivel de desarrollo de la creatividad que fluctúa desde el más limitado hasta el más elevado, pero nunca el desarrollo de la creatividad será nulo o máximo. En nuestra concepción de creatividad, estamos asumiendo implícitamente la existencia de niveles de desarrollo de la creatividad. La contextualización de éstos es una tarea muy compleja de investigación actual y que puede enfocarse desde diferentes puntos de vista. De esta forma, podemos establecer niveles en la creatividad profesional:

Nivel de recreación:El individuo crea de manera autónoma un conocimiento técnico o producto existente pero desconocido.

Nivel de descubrimiento: El individuo descubre problemas profesionales que requieren una acción para su solución.

Nivel de expresión: El individuo exterioriza y expresa de manera independiente conocimientos técnicos o productos existentes pero desconocidos.

Nivel de producción: El individuo extrae de la naturaleza conocimientos técnicos y nuevos productos o utiliza de ella posibilidades combinatorias.

Nivel de invención: El individuo genera un nuevo conocimiento técnico o producto. Es una solución técnica de un problema profesional, que posee novedad, actividad inventiva y aplicabilidad en las ramas técnicas.

Nivel de innovación: El individuo crea nuevas estructuraciones, implicando cambio de paradigmas. Es una solución técnica que se califica nueva y útil para el individuo o el colectivo que la logra, que aporta un beneficio técnico, económico o social y que constituye un cambio en el diseño o la tecnología de producción de un artículo o en la composición del material del producto.

Nivel de racionalización: Se refiere a la solución correcta de un problema profesional, que se califica nueva y útil para el individuo o el colectivo que la logra, y que su aplicación aporta un beneficio técnico, económico o social.

Nivel emergente: En la actualidad, debido a la especialización del saber, se es creativo para una o varias esferas de la actividad y no para todas. De ahí la denominación de creatividad contable, financiera, agronómica, culinaria o industrial, como tipos específicos de creatividad profesional.

Para identificar las potencialidades creativas de un estudiante de especialidad técnica es preciso aplicar instrumentos específicos, en correspondencia con la especialidad que estudia, e incluso en correspondencia con determinada asignatura técnica. En el proceso de aprendizaje de determinado método tecnológico, un estudiante puede lograr modificar y perfeccionar ese método con la innovación realizada, por lo tanto, los logros obtenidos no se limitan al plano personal, sino que rebasan los límites de lo individual y alcanzan el plano social. De esta manera, una invención o también la solución original de un difícil problema profesional puede evaluarse como creativa.

 

 

12435
visitas