¿Qué es?

Técnica creada por Edward de Bono.

Permite una evaluación más detallada de las ideas más relevantes.

¿Por qué?

Permite descubrir el potencial de cada idea y evita que descuidemos posibles efectos adversos.

¿Cómo?

Se utiliza cuando ya ha habido un filtraje de las ideas generadas y nos quedamos con unas pocas de ellas (no más de 6, en caso contrario utilizar alguna de las técnicas de evaluación anteriores).

Se analiza cada idea según los siguientes apartados:

  • Aspectos Positivos (“P”), sus potenciales y aquellas razones por las que consideramos que la idea puede funcionar con éxito.
  • Aspectos Negativos (“N”), su debilidades y aquellas razones por las que consideramos que la idea puede no funcionar o que nos llevan a la precaución y la cautela.
  • Aspectos Interesantes (“I”), aquellas cuestiones que son importantes tenerlas en cuenta, pero que no son ni positivas ni negativas o que pueden tener ambos efectos.

TecnicasSe puede realizar en grupo con las ideas una por una y anotando los comentarios en la columna de la P, N ó I. También se puede realizar en un primer momento en solitario y una posterior puesta en común del grupo.

Después de la técnica se decidirá la idea o ideas a desarrollar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *