Como colofón a una jornada interna de Greenpeace Neuronilla dinamizó a más de 80 de sus profesionales en una sesión de Biodanza en la que trabajamos vivencialmente multitud de habilidades.

Biodanza en Greenpeace
En una secuencia de unas 10 actividades participativas integradas entre sí se facilitó el desarrollo de habilidades intra e interpersonales esenciales para el trabajo en equipo:

  • El feedback para adecuarnos a los mensajes verbales y no verbales de las demás personas.
  • La capacidad de coordinarnos en equipo integrando mis necesidades con las del resto.
  • La escucha y la empatía.
  • La autoregulación para armonizarnos con nuestras necesidades.
  • El equilibrio entre proactividad y reactividad.
  • El sentimiento de pertenencia a una organización.
  • Y nuestra capacidad para vincularnos afectivamente con otras personas.

Todo ello en un ambiente lúdico que ya venía caldeado por las creativas propuestas “cabareteras” (disfraces y espectáculos incluidos) de los organizadores/as.

Un gran grupo que mostró implicación en la actividad igual que demuestran constantemente su motivación en su esencial labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *