Cómo crear tu propia empresa – Bilbao.net

Autor: Bilbao.net

Fecha de publicación en Neuronilla: 25/09/2005

La idea

Para llevar a cabo la creación de una empresa necesitaremos partir siempre de la concepción de una idea a desarrollar. Muchas veces la idea no es del todo nueva, sino que por el contrario viene a mejorar o a complementar ideas de empresas que ofrecen determinados productos o servicios. Lo importante es saber qué es lo que queremos hacer y, al mismo tiempo, que hayamos detectado una necesidad en el mercado para introducir o desarrollar nuestro producto o nuestro servicio.

Muchas veces se nos ocurren ideas sobre negocios que nosotros/as mismos/as consideramos irrealizables. No debemos desanimarnos en estos casos, sino, más bien al contrario, debemos tratar de concretar nuestra idea por escrito, de cuantificarla y de analizar su viabilidad. El origen de una idea está íntimamente ligado a la creatividad. Existen 2 tipos de creatividad:

Creatividad externa: Es la introducción de nuevas ideas desde fuera. Se puede estimular ejercitando sistemáticamente la curiosidad por los nuevos descubrimientos, ideas, etc.

Creatividad Interna: Es descubrir en el propio pensamiento nuevas formas de hacer las cosas o nuevas cosas que hacer.

Algunas fuentes de donde podemos extraer ideas empresariales son las siguientes:

  • Desarrollar la idea básica del negocio a partir de un hobby o de aquello por lo que el lector o lectora tenga un interés especial.
  • Encontrar la respuesta a la pregunta, ¿Por qué no habrá un …?
  • Observar y aprovechar los fallos que se vean en otros productos o servicios.
  • Encontrar usos extraordinarios para cosas ordinarias.
  • Buscar oportunidades en los cambios sociales.
  • Desarrollar nuevos medios para resolver problemas.
  • Aprovecharse de los avances de la tecnología.

Una vez que la persona haya emprendido su propio negocio, deberá seguir mejorando su producto o servicio para eliminar la competencia. Encontrará en la matriz del producto-mercado una herramienta útil para llegar al fin que pretende. La matriz comprende cuatro casillas que indican las posibilidades de utilizar los recursos de que dispone para aumentar sus ventas. Estas posibilidades son:

  • Producto o servicio existente-mercado existente, que cubre el mercado tradicional en que usted se desenvuelve.
  • Nuevo producto o servicio- mercado existente, que supone vender más artículos a la clientela actual.
  • Producto o servicio existente-nuevo mercado, que implica la diversificación del mercado ganando nueva clientela.
  • Nuevo producto o servicio-nuevo mercado, que supone desarrollar nuevos productos o servicios creando un mercado nuevo (nueva clientela).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *