Una de las destrezas esenciales para utilizar las técnicas de creatividad es la de establecer analogías, relacionar dos elementos que parecen no tener relación entre sí.

Algo que en el mundo de la poesía llamaríamos metáforas.

Si comparo mi comunidad de vecinos con una colmena de abejas quizá me inspire para mejorar los procesos de toma de decisiones.

El poder de las analogías en creatividad Utilizamos las analogías en la creatividad cuando:

  • Comparamos entre dos seres, objetos, ideas… y más si están muy distanciadas entre sí.
  • Encontramos la semejanza entre dos elementos aunque tengan muchos puntos diferenciados.
  • Nos inspiramos al imaginar juntos dos elementos supuestamente incompatibles.
  • Nos percatamos de que algo conecta con nuestro objetivo.
  • Asociamos nuestro objetivo creativo a elementos que provienen de otros campos o disciplinas.
  • Aplicamos a un elemento características que están presentes en otro elemento.
  • Damos con algo desconocido a partir de dos elementos conocidos.

Cuando usamos la analogía como recurso de creatividad estamos asumiendo, de alguna forma, el principio “si esto se parece a eso en algo quizá se parezca en más cosas”.

Pero no basta con “cortar y pegar”, tal y como nos advierte Manuela Romo (1997): “Más que pegadas, las ideas están fundidas y en ese proceso han sufrido un sutil transformación cuyo resultado es una nueva configuración”.

William Gordon (1961) creó la “sinéctica” o “Synectics” (método creativo basado en el uso de las analogías) y diferenciaba cuatro tipos de analogías:

  • Personales (implicándonos personalmente en el objetivo).
  • Directas (transferir soluciones de otros ámbitos que han resuelto problemas similares al nuestro).
  • Simbólicas (realizar definiciones desde asociaciones remotas).
  • Fantásticas (vinculando nuestros deseos y ensoñaciones con nuestro objetivo).

Ejemplos:

tierra

  • Estamos generando ideas para diseñar un sofá de jardín que no se moje con la lluvia o el riego. Tras, nunca mejor dicho, una “lluvia de ideas”, introducimos como técnica de creatividad las “Relaciones Forzadas” y sale como palabra al azar: “planeta”. Podríamos fijarnos en diversas características como su movimiento de rotación y traslación, la gravedad, la pluralidad de formas de vida, extraterrestres… pero por ejemplo a alguien le inspira la forma esférica. De ahí propone un sofá con forma de media esfera, cuando está en uso tendría el colchón y cojines por su parte abierta y serviría además de balancín; para recogerlo y dejarlo protegido de la intemperie bastaría con voltearlo (¿alguna empresa se anima a comercializarlo? Yo lo compraría). Seguro que se os ocurren formas de que los cojines no toquen el suelo al voltearse.
  • Gianni Rodari ilustra muchos deliciosos ejemplos con su “binomio fantástico”.

La creatividad, y muchas de las estrategias que dan lugar a la innovación, se alimentan enormemente de las analogías, hasta el punto de que muchos de los autores/as, sobre todo de los años 60, basaban la definición de creatividad en las analogías.

Algunas de ellas son:

  • Parnes, S.J. (1962): “Capacidad para encontrar relaciones entre ideas antes no relacionadas, y que se manifiestan en forma de nuevos esquemas, experiencias o productos nuevos”.• Mednick, Sara A. (1962): “la creatividad es una formación de elementos asociados, y mutuamente muy lejanos, en nuevas combinaciones que, o llenan ciertos requisitos específicos o son, de alguna manera útiles. Mientras más separados estén los elementos de la nueva combinación, más creativo es el proceso para llegar a la solución”.
  • Koestler, Arthur (1964): La creatividad es una “conexión de niveles de experiencia o marcos de referencia previamente desconectados, es decir, que para formar un nuevo concepto o idea, se deben fusionar dos o más conceptos o experiencias – independientes y desconectadas”.
  • Stein, M.I. (1964): “La creatividad es la habilidad de relacionar y conectar ideas, el sustrato de uso creativo de la mente en cualquier disciplina”.
  • Aznar, Guy (1973): “La creatividad designa la aptitud para producir soluciones nuevas, sin seguir un proceso lógico, pero estableciendo relaciones lejanas entre los hechos. Hay un rasgo que todos atribuyen a lo creativo y es lo nuevo, siendo esto algo que previamente no existía teniendo un aspecto positivo”.

Aunque también lo encontramos en referencias más actuales:

  • Jobs, Steve (2005): “La creatividad consiste simplemente en conectar cosas”.

Por supuesto actualmente existen otras definiciones del término “creatividad” más amplias, globales y complejas.

Algunas Técnicas de Creatividad que se basan en las analogías son:

Para entrenar las analogías…

Propón al grupo (o proponte) desafíos los que tengan que relacionar realidades lejanas entre sí:

  • ¿Qué evocaciones nos trae la palabra “limón”?
  • ¿En qué se parece una maceta a un salchichón?
  • ¿Qué juguete infantil podríamos inventar inspirados por la palabra “cantimplora”?
  • Enumera las diferentes características de “Las Meninas” de Velázquez.
  • ¿Qué encuentras en común entre estas dos imágenes (cualquier foto atractiva)?
  • Imagina juntos un polideportivo y un coche. No uno al lado de otro, ni uno dentro de otro, ni uno encima de otro sino fusionados. ¿Qué se te ocurre?

Y cuando ya llevemos un rato:

  • ¿Qué puntos en común tenemos entre nuestra empresa y esa otra que se dedica a un asunto completamente diferente del nuestro?
  • ¿Cómo solucionan problemas similares al nuestro en otras organizaciones?
  • ¿Y otros animales?
  • ¿Qué características de un “Zeppelin” son semejantes al asunto sobre el que estamos generando ideas?
  • ¿En qué se parece “Las Meninas” de Velázquez a nuestro objetivo? ¿En qué se diferencia?
  • ¿Qué podemos aprender de los murciélagos que nos resulte útil para nuestro objetivo?
  • Pongamos un vídeo al azar y veámoslo un minuto. ¿Qué claves encierra? ¿Qué nos puede aportar a nuestro objetivo?
  • Imagina juntos un polideportivo y el objetivo creativo sobre el que estamos trabajando. No uno al lado de otro, ni uno dentro de otro, ni uno encima de otro sino fusionados. ¿Qué se te ocurre?

Puedes conocer otros de los prerrequisitos en los que se basan las técnicas de creatividad pinchando aquí.

  • Autor: David Díez Sánchez, director de la “Neuronilla Creatividad e Innovación”.
  • Fecha: 07 / 06 / 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *