Fuente: Equipo Neuronilla

17 comentarios en “Escribe un relato

  • Hector mendoza valencia1 marzo, 2018

    Habia una vez un vampiro que le encantaba estudiar pero como no era humano estudiaba en su castillo todas las noches, vivía al lado opuesto del poniente por donde se escondía el sol, era un vampiro que amaba estudiar todos los días no importaba si estaba enfermo u tenia otras cosas que hacer, el siempre tenia tiempo para los libros, era el orgullo de la familia ya que a su edad había leído mas libros que todos los que leyeron sus padres y sus abuelos, tenia libros sobre ciencias,matemáticas,administración,etc. un día de desgracia se enfermo tanto que los padres no sabían que hacer así que leyeron los libros de su hijo, en el libro de ciencias encontraron que el se encontraba con mucha temperatura así que le colocaron un termómetro para saber cual era su temperatura y así saber que tanto reposo debía tener e inmediatamente sus padres lo mandaron al sarcófago para que pudiera descansar

    Responder
  • Itzel Hernandez Vallejo2 marzo, 2018

    Hace algunos años en Guanajuato, México vivía un señor de edad avanzada al cual muchas personas lo conocían ya que se decían de el bastantes cosas extrañas como que estaba loco, pero en realidad era bastante cuerdo e inteligente , habitaba en una de las casas mas viejas y grandes del centro de Guanajuato . Se dice que su esposa murió de cáncer . Todas las tardes a las 4 :25pm salia a la puerta de su casa y miraba hacia el poniente por 5 min. Cuando murió las personas que entraron dijeron que lo encontraron muerto en un sarcófago y con termómetros colgados por todos lados . las personas a diario visitan la casa, tratando de encontrar el sentido.

    Responder
  • Ana Luna2 marzo, 2018

    En un pequeño pueblo ubicado al poniente de Egipto vivía un joven de dieciocho años llamado Hanif, este muchacho era conocido en su pueblo por escéptico, no creía en leyendas, en especial la que contaban que de madrugada las momias aparecían, así que sus amigos lo retaron a entrar a las pirámides y él aceptó, iba caminando muy tranquilo cuando de repente escucha como se abre un sarcófago, él salió corriendo asustado, su madre lo ve llegar exhausto y pálido así que le pone el termómetro, tenia temperatura y permaneció enfermo la semana completa por el susto que se llevo.

    Responder
  • Maria Jose Sanchez2 marzo, 2018

    Erase una vez dos niños muy amigos llamados Samuel y Orlando. Se conocían desde muy pequeños y compartían todo, un dia Samuel iba a salir a una reunión familiar y necesitaba ropa para ello, entonces le pidió a Orlando que lo acompañara a buscar ropa que les gustaran a los dos, para así prestarselos, pero la tienda de ropa que les gustaba quedaba al poniente de la ciudad, y ellos no tenían en que transportarse y estaba lloviendo. No tuvieron otra opción que irse caminando, al llegar ya estaban muy cansados y mojados, y la tienda no les tenía permitido entrar mojados, cuando vieron al final de la tienda comercial una tienda de sarcofagos, y se les ocurrió una gran idea, entraron a la tienda se quitaron la ropa mojada y la pusieron en los aires acondicionados de ella, en lo que se secaba decidieron meterse al sarcofago a descansar, pero de pronto algo los tumbo de el sacorfago, era la policia, se metieron en un problema por meterse así a la tienda, al final explicaron todo y los dejaron libres. Samuel le marcó a sus papás para que pasaran por ellos, al llegar a casa se empezaron a sentir mal, checaron con el termómetro y tenían temperatura, por haberse mojado. Al final no consiguieron ni ropa, pero si enfermarse.

    Responder
  • Ana Luisa López2 marzo, 2018

    En un pequeño pueblo ubicado al poniente de Egipto vivía un joven de dieciocho años llamado Hanif, este muchacho era conocido en su pueblo por escéptico, no creía en leyendas, en especial la que contaban que de madrugada las momias aparecían, así que sus amigos lo retaron a entrar a las pirámides y el aceptó, iba caminando muy tranquilo cuando de repente escucha como se abre un sarcófago, el salió corriendo asustado, su madre lo ve llegar exhausto y pálido así que le pone el termómetro, tenía temperatura y permaneció enfermo la semana completa por el susto que se llevó.

    Responder
  • Andrea Jaqueline Llaca Carbajal2 marzo, 2018

    Había una vez una niña llamada sofia, que le gustaba el fútbol, pero a su papá no le gustaba que jugará ese deporte por qué creia que solo era para niños, entonces La niña consiguió folletos para mostrárselos a sus papás y demostrarles lo contrario, ellos confundiendos fueron a pedir informes para poder ayudar a contribuir en los gustos de su hija y apoyarla en lo que les gusta, entonces Sofía feliz siguió con su hobbie de jugar fútbol.

    Responder
  • JESSICA GARIBALDI2 marzo, 2018

    Había una vez mounstro grande y azul, llamado Jerry, el siempre soñaba con que las personas se le acercarán sin que le tuvieran miedo, pero nunca pasaba.
    Él quería que la sociedad lo incluyera como a las demás personas, pero, una vez escucho música.😍
    Y se enamoró completamente de ella, de cada uno de los ritmos que escucho, y sin querer se movía al ritmo de la música,un díaun niño llamado Manuel lo estaba viendo, Manuel quería gritar y salir corriendo de miedo, hasta que empezó la música y vio como Jerry baila, en ese momento se sorprendió Manuel, después se le quitó el miedo y se fue a bailar con Jerry, y ahora tenía un nuevo maestro de baile, y desde ahí Manuel y Jerry se hicieron buenos amigos.

    Responder
  • Ana Iris Rangel2 marzo, 2018

    Hace ya unos cuantos años existió un gran genio inventor que vivía al lado contrario del poniente por donde se metía el sol, en una hermosa casa en la cima de una montaña de un bosque encantador pero misterioso, este gran genio inventor utilizaba artefactos como el termómetro o el vaso de precipitado para realizar sus experimentos y así crear grande creaciones, como el que realizó que consistía en crear un vampiro como arma de defensa para sus demás experimentos al que gustaba en un sarcófago el cual consiguió en uno de sus grandiosos viajes que realizó por todo el mundo , tuvo mucho éxito con todas sus creaciones pero desafortunadamente murió por equivocarse de vaso, tomandonse un líquido mortal en lugar de su café que cada mañana tomaba antes de empezar a trabajar.

    Responder
  • Paul M.2 marzo, 2018

    Me levanté al tener la sensación de que estaba haciendo más frío de lo normal, así que traté de confirmarlo y fui a echarle un vistazo al termómetro. Evidentemente, tal cosa había pasado, justo después de eso las luces empezaron a parpadear. No me estaba gustando para nada lo que sucedía, significaba que había un demonio cerca. Fui por la sal susurrando -No, no, no…¿Como es que me encontró?- (Aclaración: Normalmente las iglesias del lado Poniente de la cuidas son territorio sagrado). Al momento en el que agarré la sal y me di vuelta estaba en frente de mi- Has envejecido amigo mío- justo terminó la oración y me empezó a arrastrarme por todo el convento con una sonrisa en su cara – Quizá te estes preguntando “¿Como es que logre cruzar?” Bueno, la respuesta es simple: Uno de los 7 sarcófagos yace en este convento… Mi Sarcófago – sus ojos se tornaron un color carmesí, fue cuando me di cuenta de quien era. Era codicia, uno, de los peores sin mencionar mi viejo nemesis. La unica manera de matarlo era con la daga de la discordia o la legendaria Colt, por fortuna la daga era mía.

    Responder
  • Emmanuel Barrios Sanchez2 marzo, 2018

    Era un día como cualquiera para Juanito, se paraba a las 5am para poder asistir al colegio ya que le quedaba algo lejos pero siempre tenía la intención de ir, pues le entusiasmaba demasiado la química tanto que pasó de hacer experimentos en la primaria de temperatura a experimentar con humanos en un laboratorio clandestino ubicado al poniente de la ciudad.
    Llevo su curiosidad al límite aunque por ello arriesgase su libertad con la justicia, después de un tiempo la Policía de la ciudad se percato de que los desaparecidos estaban enterrados en sarcófagos bajo su jardín, mientras el viajaba.

    Responder
  • María Fernanda Soria Moreno2 marzo, 2018

    Aura una chica bella pero suicida, amante del dolor y su novio David, un tipaso que solía robar un TERMÓMETRO por día para sacarles el mercurio y asi poder conseguir dinero extra para ir a ver a su novia; ya que él vivía en el PONIENTE, aquel lugar donde solía ocultarse el sol por las tardes y ella en el oriente.
    Eran un par locos dementes y enamorados que solían conciliar su amor en aquel SARCÓFAGO donde su abuelo Matías sarabello solía dormir ahí extrañamente por las madrugadas al extrañar a su muy bella y amada esposa estephania bubier.

    Responder
  • Daniel Salazar2 marzo, 2018

    Una vez…
    En una fábrica de lácteos tenían bastante crema que estaba apunto de perder su temperatura normal, al momento de checarla con el termómetro vieron que conforme pasaba el tiempo la temperatura bajaba, la crema tenía que estar al poniente de la cuidad para ser entregada y después guardarla en sarcófagos oara que la crema tuviera su temperatura normal, entonces en la fábrica no sabía cómo regresar la crema a su temperatura normal y lo que hicieron fue meter la crema a los sarcófagos y ponerle mucho hielo, la dejaron durante una hora y al checarla con el termómetro se dieron cuenta que si se pudo al saber eso avisaron a la otra fábrica que estaba al poniente de la cuidad que la entrega iba a ser relalizada, pero que la crema ya iba a a estar empacada en sarcófagos para que ellos ya no tuvieran que traspasar la crema y se corriera el riego de que su temperatura cambiara y se volviera a hacer otro problema.

    Responder
  • Paola Lucio Velázquez2 marzo, 2018

    Había una vez 5 amigas en una noche de brujas, vivían al otro lado del poniente. Querían salir a pedir “calaverita”, pero antes de salir una de ellas comenzó a sentirse muy mal, otra de las amigas tomó el termómetro y le tomó la temperatura, estaban decididas a quedarse para cuidarla, sin embargo, la que se sentía mal no quería que se quedarán sin ir a pedir dulces. Las 4 restante decidieron ir y pedir dulces para darle una sorpresa a la que no fue. Iban caminando, pasaban por una casa “embrujada” cuando de repente se abrió un sarcófago y jaló a una de ellas y jamás volvieron a verla.

    Responder
  • Pedro Diaz Zuaste20 febrero, 2019

    Relató una pareja de chicos enamorados llamados Marijo, y Pedro solían llevar una vida bastante hermosa tal y como se lo imaginaban con lo que ellos nunca contaron fue que en sus planes era casarse, la vida da muchas vueltas disfruta tu vida cada día no dejes que las personas atropellen tus sueños que tengas con tu pareja.. p.d Pedro Díaz Zuaste

    Responder
  • Maria Francisca Valdez Gudiño21 febrero, 2019

    Este era un niño llamado Simón que era de una familia muy humilde vivía en una zona muy lejana de la ciudad a Simón le gustaba mucho estudiar ,todas las mañanas caminaba dos horas al pueblo mas cercano para ir a la biblioteca a pedir prestado un libro y regresaba a casa muy gustoso con su libro y se iba a cuidar su ganado cerca de las orillas del río y ahí se ponía a leer, muy gustoso sus libro .Este le encantaba leer ,sobre la publicidad y a su pronta edad ya savia como poder llevar a cabo una publicidad exitosa y conocía barias cosas sobre la mercadotecnia y se imaginaba el como un gran Gerente de mercadotecnia de una exitosa empresa ,savia que con su sabia experiencia lograría desarrollar muy bien ese puesto pero desgraciadamente no contaba ni con los estudios ni con los recursos para hacerlo ,sin embrago un buen día mientras este pastaba sus ovejas paso un joven medico que estaba asiendo sus servicio en esa zona y le llamo la atención ver a un niño de 12 años muy interesado leyendo un libro de mercadotecnia se acerco a saludarlo y comenzaron a charlar y este se quedo sorprendido de sus capacidades de imaginar,de crear ideas para mejorar algo,entonces el joven doctor hablo con los padres de Simón para que lo dejaran ir con el a la ciudad e inscribirlo en una escuela para que el pudiera cumplir sus sueños de ser Gerente de mercadotecnia un buen día, los padres aceptaron porque siempre habían visto el entusiasmo de Simón por querer aprender cosas nuevas y así un día mejorar las condiciones en las que vivían sus padres y los de su comunidad.

    Responder
  • Miriam del Carmen Moreno Villegas22 febrero, 2019

    había una vez un niño que se llamaba Diego, el siempre iba a un rio muy cerca de la aldea en la que vivía, un día de los tantos que fue iba con sus amigos Santiago, Mauricio y Jacob ellos iban muy contentos un día en verano.

    Ese dia Mauricio llevaba una hulera, en el momento en que Diego la vio se la intento quitar, justamente en ese momento es cuando se la intento arrebatar el callo al rio, sus amigos se asustaron tanto que lo fueron a rescatar pero Jacob lo encontró en la orilla inconsciente. Diego reacciono a los pocos minutos al darse cuenta de su error prometió que se comportaría siempre.

    Responder
  • Jesús Trujillo Villegas22 febrero, 2019

    Había una vez dos jóvenes que se conocieron al poniente de la universidad, ninguno antes se había visto ya que la universidad era demasiado. Ambos supieron que iban directo a la misma universidad por las playeras que los distinguen, ambos
    comenzaron a hablar como si se conocieran de bastante tiempo aunque no era así.
    Tenían curiosidad por lo paranormal, y esa misma noche decidieron visitar un panteón, se dieron cuenta de que había muchos sarcófagos uno de ellos se abrió, y al momento corrieron lo mas rápido posible, eran mas rápidos que un termómetro, desde ese día ya nunca regresaron

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *