Metodología práctica y vivencial

Práctica

Se utilizan numerosos ejercicios prácticos para obtener resultados observables, se conecta la teoría con aquello que será útil y aplicable para producir valor en tu organización.

Adaptada

Se flexibilizan y ajustan los contenidos y metodología a las características, inquietudes y necesidades reales de la organización.

Integral

Se potencian las competencias integrando el “saber” (conceptos, información, teoría), “querer” (motivación, actitudes y aspectos emocionales) y “poder” (habilidades y recursos personales).

Participativa

Se utilizan técnicas para propiciar que el grupo construya su propio aprendizaje de forma activa.

Motivante

Se parte de la experiencia del grupo participante y se trabajan los objetivos de forma lúdica y divertida.

Vivencial

Se dirige al grupo y a la persona en todas sus dimensiones, interrelacionando razón, emoción, acción, cuerpo y contexto. Se aprende desde experiencias (pueden incluirse estrategias especialmente vivenciales utilizando como recurso el movimiento corporal, la música y las relaciones grupales, por ejemplo biodanza).