Autor: Juan Pablo Pérez Orozco

Fecha de publicación en Neuronilla: 12/ 07/ 2005

¿Qué me puede hacerme sentirme orgulloso de mi naturaleza humana? Sin lugar a dudas se trata de la creatividad ésta se refiere a un estilo de vida que es dinámica, interactiva y vital en donde involucro directamente a mi ser por medio del diseño de un proyecto de vida que surge de una decisión personal que me llevará al encuentro conmigo mismo y con el otro y de allí a la felicidad.

La actividad creativa es intrínsecamente humana lo cual significa crear partiendo de mi mundo interior para concretarlo en mi medio cultural. Implica buscar alternativas que se contrapongan a lo ya predeterminado o naturalizado por la sociedad y que obstaculizan el desarrollo de nuestra naturaleza humana.

Pero ¿Por donde iniciar este camino que no tiene fin en su trayecto? Creo que mi presente es lo inmediato que me puede dar un punto de referencia para saber en donde me encuentro y hacía donde voy por otro lado sería bueno preguntarnos de vez en cuando de nuestros sueños que han quedado en el pasado pero que siguen latentes como un eco que resuena en nuestra conciencia y que tal vez se encuentren reprimidos.

Que pregunta más fuerte se puede hacer el hombre, si no es acerca de su sentido que le quiere dar a su vida. La respuesta tiene que surgir de nuestro interior al enfrentarnos con preguntas como estas ¿Qué es lo que deseo con anhelo lograr con mi vida y con los otros?, ¿Qué elegir libremente para poder realizarme?, ¿Cómo dejar huella en el otro y en mi sociedad?.

El confrontarnos no es nada fácil, ya que implica tomar decisiones y hacernos responsables de lo que hemos decidido y vivir con alegría a pesar de los obstáculos que se nos presentan para llegar a la meta. Sin embargo, muchas personas no deciden y no quieren comprometerse por que tienen temor de equivocarse en el momento de elegir, el miedo tal vez sea a ser infelices o vivir una vida miserable.Aunque parezca tonto, el hombre que se encierra en su circulo de seguridad y nunca explora cosas nuevas, su proceso de aprendizaje se ha estancado en la rutina de la vida cotidiana y esto lo hace ser infeliz y sentirse insatisfecho son hombres que por temor a equivocarse prefieren quedarse resguardados en una capsula que aparentemente les da seguridad.

Salir de mí mismo implica ser creativo, tomar decisiones y eliminar los temores de equivocarnos Implica tener conciencia de quien soy, quien quiero llegar a ser, con que medios cuento para lograrlo. Al igual que implica tener consciente una intencionalidad para transformar algún problema. Una vez de que parto del auto-conocimiento de mí mismo, de mis propios sueños es necesario el emocionarse, el apasionarse, el vibrar por nuestros proyectos que buscan transformarnos y transformar nuestro medio. Por último pensemos ¿Qué tanto aprovecho mi medio socio cultural para ser creativo?.
Artículo extraído de De Guate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *