Los estudios de creatividad han enfocado la misma desde diferentes perspectivas: desde el individuo y sus rasgos de personalidad, desde la organizaciones, desde el producto creativo, como proceso cognitivo, como mecanismo inconsciente, etc.

Motivación y creatividadPero no es hasta los años 80 que los estudios comienzan a hipotetizar la creatividad como la confluencia de múltiples componentes. Esto es lo que Sternberg y Lubart !999) denominan los Modelos Confluentes de la Creatividad, e identifican cinco principales. Aquí veremos uno de ellos (más adelante describiremos otros) que es el Modelo Componencial de Teresa Amabile, cuya primera versión se publica en 1983, y su revisión en 1996, y que ha hecho importantes contribuciones a la relación entre creatividad y motivación.

 

 

 

Motivación y creatividadAmabile describe la creatividad como la confluencia de motivación intrínseca, conocimientos realtivos al dominio (expertise), y procesos relativos a la creatividad (habilidades de pensamiento).

Comenzaremos por comprender el principio general que es el centro de su teoría, basado en la motivación intrínseca.

 

 

Motivación y creatividad
La motivación intrínseca se refiere a la motivación que procede del interior de una persona frente a las cualidades de la tarea misma, en tanto la motivación extrínseca es cualquier motivación que surja de fuentes externas a la tarea misma; estas fuentes incluyen evaluación esperada, contratos por recompensa, directivas externas, etc.

En suma, Amabile estudió empíricamente que la motivación surgida desde nuestro interior es la que influenciará positivamente nuestra producción creativa. Lo cual no quiere decir que la motivación extrínseca, por ejemplo dinero, sea perjudicial, sino que no seremos más creativos por el hecho de recibir dinero. Es decir, a todos nos gusta que nos paguen por lo que nos gusta hacer, pero no seremos más creativos por ello.

Por lo tanto, Amabile, para explicar el proceso creativo incluye factores disposicionales, cognitivos y sociales que nutren los tres componentes que integrarán su modelo:

Motivación y creatividad

  • Las habilidades relativas al dominio (expertise) constituyen el rango completo de respuestas posibles al que puede acudir el individuo, las cuales pueden ser vistas como los senderos cognitivos que habrá de recorrer en la búsqueda de una solución.
  • Los procesos relativos a la creatividad es donde yace “eso extra” para el desempeño creativo. Aquí Amabile recurre a los hallazgos en estudios de creatividad tanto de la psicología cognitiva como de la psicología de la personalidad.
  • La Motivación por la tarea es el campo de mayores aportes por parte de la autora, subrayando el papel de la motivación intrínseca en el desempeño creativo. Amabile sostiene que al momento de intervenir para fomentar el desempeño creativo, fundamentalmente en ámbitos organizacionales, es sobre éste componente que deben ponerse los esfuerzos pues es el único que realmente puede ser influenciado en el corto plazo.

Estos tres componentes serán el aporte principal de Amabile, que inserta en interacción con los pasos del procesos creativo inspirado en Wallas (1926) para la conformación del modelo de componentes:

Motivación y creatividad

Fuentes:

Autoría:

  • Autor del artículo: Pablo Pascale.
  • Tomado de: Blog C+I
  • Fecha de publicación en Neuronilla: 28 noviembre 2013

Si quieres saber lo que dicen otros autores sobre el papel de la motivación intrínseca en la innovación consulta: La pasión: motor de creatividad en la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *