Aunque por todos es conocida la Sagrada Familia seguro que no muchos conocen el barrio donde está ubicada, o al menos a su gente. Neuronilla estuvo allí el sábado pasado en un taller de creatividad para su asociación de vecinos.

Neuronilla en la Sagrada FamiliaLo primero agradecer a los participantes el hecho de venir un sábado. Esa es realmente la actitud. Cómo siempre decimos en los cursos, una actitud pro-activa, una mirada curiosa y una motivación por la creatividad ya forman por sí solos los ingredientes fundamentales para encender la llama de la creatividad. Si a eso le añadimos el buscar espacios para crear y un método con técnicas creativas las ideas empiezan a aparecer.

 

Decir que fue un curso estupendo y que lo único menos bueno fue que sólo pudimos estar una mañana pero creo que justo con esa actitud positiva es cuando se pueden hacer cosas realmente diferentes y originales.

Gracias a todos chic@s y hasta muy pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *